Páginas vistas en total

martes, 21 de junio de 2011

Duro revés a la Ley Antiaborto en Baja California Sur

La Paz, BCS, 21 de junio.- Con las abstenciones de nueve diputados de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), el Congreso del estado desechó el dictamen “antiaborto” promovido por las fracciones parlamentarias de los partidos Acción Nacional (PAN) y Renovación Sudcaliforniana (PRS).
Los 11 votos a favor del dictamen que proponía adiciones a la Constitución Política de Baja California Sur para proteger el derecho a la vida desde la fecundación hasta la muerte natural no fueron suficientes para lograr su aprobación por mayoría calificada.
El Movimiento Ciudadano a Favor del Derecho a la Vida de Baja California Sur, conformado por adeptos a distintas iglesias cristianas y promotor de la iniciativa avalada por la bancada panista, lamentó la postura de los legisladores del PRI y del PRD; en tanto la dirigencia estatal del sol azteca aplaudió el resultado de la votación porque el dictamen representaba un retroceso en los derechos de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo.
“El tema de la defensa a la vida es apartidista, por lo que lamentamos que se haya politizado, no se entendió el llamado de la sociedad, ya que la vida existe antes de cualquier institución humana”, señaló el organismo que respaldó con 19 mil 500 firmas el dictamen defendido en tribuna por el diputado panista Sergio Barrón Pinto.
Los cinco diputados del PRI y los cuatro del PRD que se abstuvieron de votar a favor o en contra del dictamen tampoco fijaron una postura durante la sesión, pero al final, en entrevistas, acusaron a la fracción panista de no cabildear ni compartir información con ellos.
El coordinador de la bancada tricolor, Axxel Sotelo, dijo que la cantidad de firmas que sustentaban la iniciativa del Movimiento Ciudadano sólo representaban el tres por ciento de los ciudadanos sudcalifornianos, por lo que era necesario convocar a una consulta abierta para conocer la opinión de la mayoría.
La diputada panista, Gisela Páez, calificó de “cobarde” la posición de priístas y perredistas al momento de votar y aclaró que sí hubo suficiente consenso.
Dijo que la semana pasada todavía se leyó el dictamen en tribuna, por lo que todos los diputados conocían los términos del documento.
Puntualizó que no se pueden menospreciar las firmas presentadas por los ciudadanos porque cualquiera de los diputados que hoy constituyen el Congreso local las hubiera querido obtener.
El dirigente del PRD en el estado, Adrián Chávez Ruiz, manifestó que al final se impuso la racionalidad en el Congreso del estado, aunque aceptó que hubiera sido conveniente que los diputados del sol azteca fijaran una postura pública.
La nutrida presencia de adeptos del Movimiento Ciudadano promotor de la iniciativa de la protección a la vida desde el momento de la “concepción” en la sala de sesiones del Congreso del estado contrastó con la asistencia de algunas mujeres defensoras del derecho a decidir sobre la interrupción del embarazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario