Páginas vistas en total

viernes, 1 de julio de 2011

Rechaza Minera Concordia campaña de desprestigio


Trabajos de exploración para detectar oro en la Sierra La Laguna, Baja California Sur


Asesores de la empresa canadiense Vista Gold rechazaron la campaña de desprestigio en contra del proyecto minero Concordia (antes Paredones Amarillos) que pretende la explotación de una mina de oro a cielo abierto en la reserva de la biosfera Sierra de la Laguna, localizada en Baja California Sur.
El consultor Jorge Escobar señaló que las aseveraciones de los grupos ambientalistas que se oponen al proyecto son falsas porque carecen de soporte y rigor científico.
“La minería en el mundo es una actividad fundamental para el crecimiento  desarrollo, sin embargo, enfrenta una campaña de desprestigio ante la opinión pública mundial debido al rezago con el que ha empezado a atender sus compromisos de protección ambiental, restauración de sitios contaminados y prevención de riesgos ambientales.
“A pesar de que las normas ambientales han ido reforzando el marco legal, de que la tecnología de proceso y de protección ambiental ha crecido considerablemente y que la inversión en el cuidado del ambiente del sector minero es la más importante entre las actividades del sector primario, esto no parece significar mucho para campañas en contra de la minería, especialmente la minería a cielo abierto”, señaló.
Al responder los señalamientos contra el proyecto, dijo que el polvo generado por las excavaciones en el peor de los escenarios impactaría un radio de 2.5 kilómetros y no de 170 kilómetros como aseguran los ambientalistas.
También es falso, dijo, que todas las reservas de agua de la Sierra de la Laguna se pongan en riesgo de contaminación, primero porque se están tomando previsiones en la construcción de la presa de jales, y segundo porque en caso de una contingencia sólo se afectaría el uno por ciento de total, pues el proyecto está asentado sobre la cuenca de Cañada Honda, una de las nueve cuencas de la Sierra, las cuales no tienen ninguna conexión entre sí.
Expresó que debido a la colocación estratégica de la presa los escurrimientos de agua de la Sierra en caso de lluvias no la afectan, pero además se ha probado con simuladores matemáticos que aun con una lluvia catastrófica de 2,500 mm, altamente improbable, que formaría una laguna en la zona, la misma no alcanzaría la estructura.
Puntualizó que para evitar cualquier posibilidad de filtración de los jales (residuos mineros) almacenados en la presa, la minera ha rebasado los requisitos establecidos en las normas oficiales para su construcción, de tal forma que sobre el suelo de granito natural del área, de 300 metros de profundidad, se colocará un piso de arcilla compactada de 50 centímetros de espesor, una capa de 18 milésimas de pulgada de polietileno de alta densidad y arena.
Indicó que los jales normalmente se componen de tres partes de sólidos por siete de agua, pero en el caso de Concordia la proporción será a la inversa frenando la dinámica del fluido que es lo que eventualmente puede generar rupturas y filtraciones.
Jorge  Escobar precisó que el proyecto necesita 7 mil 500 metros cúbicos de agua diarios para el proceso de extracción del oro, los cuales serán obtenidos de una planta desaladora que se construirá a 40 kilómetros de la mina.
Mencionó que aunque la planta ha sido “satanizada” por los ambientalistas porque aparentemente el problema de la salmuera no tiene solución, la empresa utilizará un procedimiento que permitirá diluirla y regresarla al mar con los niveles de salinidad normales, de 36 partes de millón por cada litro.
Sobre el proceso se cianurización para extraer el oro de la roca, el especialista dijo que la norma oficial no lo exige, pero la empresa lo llevará a cabo por medio de tanques cerrados para ahorrar cianuro, agua y evitar los riesgos de contaminación que conlleva hacerlo a cielo abierto.
Puntualizó que en el proceso a cielo abierto normalmente se utiliza entre un kilogramo y un kilogramo y medio de cianuro por tonelada de roca, pero en tanques cerrados la cantidad se reduce a 200 ó 250 gramos.
Desmintió a quienes afirman que pasarán cuatro camiones diarios llenos de cianuro por el centro de la ciudad de La Paz, pues la realidad es que el tránsito será de uno o dos a la semana, los cuales contarán con tanques contenedores con doble capa de acero inoxidable.
Dijo que hasta ahora a nivel mundial no existen reportes de liberación de cianuro por colisión de unidades vehiculares, pero en caso de que hubiera un accidente el cianuro no reaccionaría al estar encerrado en el tanque y no tener contacto con algún elemento húmedo.
Manifestó que en la actualidad tanto la capacidad de restauración ambiental como las condiciones de seguridad relacionadas con el manejo de sustancias peligrosas en la minería ha crecido aceleradamente y no justifican la creación del concepto de minería tóxica como se ha comenzado a difundir de forma irresponsable.
Puntualizó que ese concepto parece más un slogan de campaña que un intento por provocar conciencia social en torno a problemas reales relacionados con el desarrollo y la protección del ambiente, y resulta tan retórico como etiquetar a las industrias metalmecánica, automotriz o de pinturas como tóxicas, por citar algunos ejemplos, simplemente porque emplean materiales y sustancias consideradas peligrosas.
En materia económica, la minería a diferencia de otras actividades primarias puede generar cadenas productivas, de manera que no sólo se beneficia quien trabaja en la mina y gana un buen sueldo, sino aquel que pone negocios y presta sus servicios a la empresa o a los empleados de la misma, dijo.
Expuso que el equipamiento de la actividad minera es superior al del turismo y la agricultura y a los opositores del proyecto Concordia se les olvida cuando afirman que los trabajadores especializados llegarán de fuera que en Baja California Sur se encuentra la principal escuela de geología de esta región del país.
Jorge Escobar dijo que el proyecto Concordia seguirá adelante, a pesar de los cuestionamientos de los ecologistas.
El año pasado, mencionó, el trámite de cambio de uso de suelo fue desechado por la Secretaría del Medio Ambiente por insuficiencia de elementos legales para establecer con claridad la tenencia de la tierra, ya que la mitad de las 440 hectáreas concesionadas son propiedad de la empresa, pero la otra mitad son motivo de disputa entre la Secretaría de la Reforma Agraria, gente que reclama una posesión pacífica y la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas (Conanp), que como responsable de la reserva de la biosfera Sierra de la Laguna, pidió la administración de los supuestos terrenos nacionales a la Reforma Agraria.
Puntualizó que más allá de la definición de la propiedad, si son terrenos nacionales o no, y si pasan o no a la administración de la Conanp, ello no debe variar la política de manejo de la zona como viable para la explotación minera, de acuerdo con las autorizaciones expedidas por las secretarías de Economía y del Medio Ambiente a favor de la empresa.
Mencionó que la empresa no se ha dado por vencida, por lo que ya se prepara para solicitar una prórroga al menos de 12 años a la autorización de impacto ambiental obtenida en 1997, la cual vence en mayo del 2012. (artículo publicado en http://ejecutivosbcs.webs.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada